que no debes hacer después de un accidente

11 COSAS QUE NO DEBES HACER DESPUÉS DE UN ACCIDENTE DE CARRO

Mucho se nos habla de lo que debemos hacer cuando nos vemos envueltos en un accidente, pero nadie nos dice cuáles son las cosas que NO debemos hacer. Pareciera lo mismo, pero no lo es. 

que no debes hacer después de un accidente

LO QUE NO DEBES HACER DESPUÉS DE UN ACCIDENTE DE AUTO

Nos dicen, por ejemplo, que tomemos fotos de todo lo que pasó, pero nadie nos dice que NO las hagamos públicas en nuestras redes sociales, y mucha gente lo hace porque no se le advirtió antes del peligro de hacerlo y sus consecuencias. Quédate a leer este artículo que hemos preparado para ti, entérate de lo que no debes hacer después de accidentes de auto.

¿Cuántas veces has visto un accidente en las calles y en las noticias locales en los últimos días? Seguramente, tu respuesta no es muy alentadora, los accidentes están a la orden del día, no son predecibles y por mucho que seamos precavidos, ellos llegan sin avisar. Según una tabla estadística de la Administración Nacional de Seguridad en las Carreteras (NHTSA por sus siglas en inglés) la cantidad de daños que dejan tras de sí, los accidentes de tráfico en Estados Unidos, va en crecimiento año con año, a pesar de los esfuerzos de instancias gubernamentales y privadas, las afectaciones en lugar de reducir, aumentan. Y no es que por este dato tan desalentador, nos vamos a cuidar menos, al contrario, estar siempre alertas, seguir las reglas y no saltarse ninguna indicación podrían hacer la diferencia entre un accidente fatal y uno menos grave.

AL MOMENTO DE QUE SUCEDE UN ACCIDENTE HAY TRES FASES DETECTABLES

La percepción, la decisión y el conflicto:

La percepción:

La posición del vehículo determinará la visibilidad que tenga el conductor con respecto al otro vehículo y la vía por donde transita. Es el instante previo, donde este se da cuenta de que está a punto de tener un accidente y esto está condicionado por las capacidades físicas y psicológicas del conductor.

La fase de decisión:

Es el momento donde el conductor toma la decisión de lo que hará para evitar el accidente, tiene menos de un segundo para tomar esta decisión y por supuesto está supeditada a sus limitaciones físicas, psicológicas y si está bajo el efecto de algún psicotrópico o no.

La fase de conflicto:

Por último, la fase conflicto. Donde se hace el contacto con el otro vehículo o involucrado hasta que finalmente los involucrados quedan inmóviles. Sumando las declaraciones de testigos y los involucrados y el análisis de estas fases, es que los expertos logran obtener un análisis más profundo de lo que sucedió al momento del accidente.

Lo que vendrá después de este accidente puede llegar a ser muy caótico y complejo, mucho se ha hablado de lo que debes hacer después de una accidente, pero nadie nos especifica aquello que no deberías hacer y es importante saberlo, porque podrías cometer un error que ponga en peligro tu indemnización, hasta incluso tu vida o la de alguien.

Por eso hoy en este artículo te decimos lo que no debes hacer después de un accidente de carro.

LAS 11 COSAS QUE NO DEBES HACER DESPUÉS DE UN ACCIDENTE DE CARRO

  1. Abandonar la escena del accidente
    Dejar la escena de un accidente es convertirla, automáticamente, en la escena de un crimen. Las leyes de California, en el código vehicular 20002, se estipula que: Cualquier persona que abandone el lugar tras acontecido un accidente, será castigada con prisión en la cárcel del condado no superior a seis meses, o con una multa no superior a mil dólares ($1,000), o por la cárcel y la multa.  Después de un accidente, definitivamente NO puedes irte del sitio. Por supuesto que debes moverte a un lugar más seguro, incluso está bien mover tu vehículo si puedes, a donde no pasen más carros y donde estés a salvo, pero por ningún motivo debes irte del lugar.
  2. Limpiar la escena del accidente
    Dice un dicho popular: no hagas cosas buenas que parezcan malas, ni malas, que parezcan buenas. Los únicos encargados de limpiar la escena de un accidente son los oficiales, los forenses o la instancia estatal designada para hacerlo. Si tú tienes la buena intención de limpiar, por ejemplo, para evitar que otros autos se accidenten, estarías cometiendo una falta, dado que no te corresponde como involucrado o testigo, se podría malinterpretar la acción, como si estuvieras cubriendo pruebas. Además, limpiar es ponerte en riesgo y empeorar una situación que ya de por sí no es nada fácil.
  3. No llamar al #911
    Faltar al llamado del #911 puede traer consecuencias. La policía es la que levantará un reporte del accidente de manera detallada y con toda la información necesaria ya recopilada en un documento oficial, que será válido en cualquier momento de una demanda por reclamo de daños. Si no se llama a la policía, vas a perder este documento que es de vital importancia para ganar un caso por indemnización. Debes llamar de inmediato a la policía en cuanto te sea posible.
  4. Admitir la culpa y/o responsabilidad
    Muchas veces por los nervios y la confusión que genera un accidente de tráfico, las personas pueden decir cosas que realmente no piensan o que no están reflexionando de manera consciente. Pero algo que debes saber y no olvidar jamás es que, aun si en efecto fue tu culpa, nunca lo debes admitir verbalmente. Incluso la Administración Nacional de Carreteras, le sugiere a los conductores que se abstengan de hablar acerca de responsabilidades, pues no les corresponde a los involucrados decidirlo. Eso solo puede ser determinado por los investigadores de la policía que acudan al lugar. Por ello se debe hablar con las autoridades de inmediato, como ya dijimos; llamarles no es sugerencia. Ellos determinarán en primera instancia quién fue el responsable. No admitas por nada, que tú tuviste la culpa.
  5. Ser agresivo o culpar a los demás
    Por otro lado, tan grave es que admitas la culpa, como lanzar responsabilidades a los otros involucrados. En primer lugar, porque como ya mencionamos, determinar culpas no te corresponde, deja eso en manos de los expertos, sabemos que puede ser frustrante que te culpen y que sea “normal”, que mejor culpemos al otro, pero eso solo puede empeorar la cosas. Por otro lado, tú no sabes cómo responden las otras personas ante situaciones de estrés. El culpar a otros puede verse como una agresión y el otro puede responder con agresiones también, entonces el problema podría escalar hacia un punto que no le conviene a la situación, que de por sí ya es complicada. Mejor asegúrate de que todos estén bien, tanto tus acompañantes, como la otra parte involucrada. La amabilidad es siempre algo que se agradece y que puede dar la calma que ese momento tanto necesita.
  6. Irse sin haber obtenido los datos de contacto de la otra parte involucrada
    Es muy importante que después de un accidente recolectes la información de los involucrados, datos como: nombre completo, teléfono, correo electrónico, número de póliza y nombre de la compañía de seguros, son datos que debes tener. No solo para futuras referencias, sino porque si se va a levantar un reclamo, esta información podría ahorrar tiempo. Porque son cosas que, de nuevo, en las que incluso, las instancias gubernamentales, hacen hincapié en que se lleven a cabo. De manera amable y respetuosa, pide esa información y por tu lado proporciona los mismos datos.
  7. No tomar fotografías
    Las fotografías son cruciales al momento de una investigación. La ventaja de estos tiempos tecnológicos, es que casi todos tenemos en nuestras manos un teléfono celular con cámara, con buena o regular calidad, pero casi todas las personas tiene consigo una forma de capturar un momento. En un accidente es importante que se haga. Una vez que ya has llamado a la policía, a los servicios de emergencia y hayas verificado que ya están todos en una zona más segura, date un tiempo, si te es posible, de tomar todo el contenido fotográfico del accidente, incluso videos. De los daños al vehículo, las condiciones climáticas y de la carretera, los daños al otro carro, como quedaron los autos, etc.
  8. Proporcionar información personal de más
    Es muy confuso y desconcertante, como ya mencionamos estar involucrado en un accidente de tránsito. Por esa confusión se suelen cometer errores, como el de dar información de más. Es tu obligación dar los datos de contacto más básicos y los datos de tu seguro, pero jamás debes dar más información que la que ya es pública. Nada de redes sociales, o de compartir lo que venías haciendo, de dónde vienes o a dónde ibas. Son cosas que no le corresponden a la otra parte conocer. Sé cortés y amable, pero no es momento de hacer migas con nadie. Ten cuidado con lo que dices.
  9. Admitir que no te duele nada o que solo fue un golpe pequeño
    Hacerse el valiente o pensar que solo son rasguños, ya sea para ahorrarte la visita al doctor, o porque crees que realmente no tienes nada, puede ser muy peligroso, incluso, podrías estar poniendo en riesgo tu vida. Por la adrenalina que se libera en el cuerpo cuando un evento así sucede, es normal que se cubran ciertos dolores o síntomas, y que una vez que la adrenalina baja, brotan en el cuerpo y puede ser peligroso.

    Permite que te revisen los paramédicos, atienden al más mínimo rasguño y jamás declares verbalmente que no te pasó nada. Lo que podría suceder es que, en efecto, hayas sufrido un daño, tú vas a querer reclamar una compensación por ese daño, y al presentar el reclamo, la contraparte podría escudarse en que tú admitiste que nada te paso. Entonces desestimaron tu caso y perderías la posibilidad de obtener lo que mereces. Cualquier cosa dicha en la escena puede usarse en contra de tu reclamo.

  10. Mover a los heridos
    Si en el accidente donde te veas involucrado, desafortunadamente hay heridos, debes evitar a toda costa moverlos por tu cuenta. A menos que seas un médico o hayas tenido algún tipo de entrenamiento especializado en situaciones, así, debes evitar a toda costa mover a los heridos.

    Hay ocasiones donde quizá no haya otra alternativa, pero de preferencia es mejor no moverlos, dado que podría ser contraproducente. Y si son heridos en la otra parte involucrada, se complica aún más, pues, si por alguna razón, al moverlos los lastimas más, podrían usar eso en tu contra. No dejes de ser amable y tener calidad humana, pero evita mover a los heridos y más si son de gravedad.

  11. Publicar detalles en tus redes sociales
    El mundo actual se mueve a través de las comunicaciones que están a la mano de nuestros celulares, es normal que hoy en día, hagamos públicas nuestras actividades y acontecimientos de vida de manera pública. Sin embargo, hablando de accidentes de auto, en donde estás involucrado, ya sea como testigo o como el directo afectado, es muy importante que no publiques nada. Podrías estar poniendo el caso en riesgo, podrías hacer que se desestime. No publiques las fotos de los daños materiales, de las heridas o ningún rastro de ello, cosas que pudieran tomarse en contra de tu caso. Debes cuidar tu privacidad en cuestiones legales.

“Los accidentes ocurren a causa de las condiciones de la carretera, los factores ambientales, las fallas mecánicas, y los factores humanos”.

Conclusión AHORA 

La confusión y lo desconcertante que es estar en un accidente, pueden hacer que olvidemos protocolos, que hagamos cosas que no debíamos y nos hace actuar de manera impulsiva. Es importante mantener la cabeza fría y recuerda estas 10 cosas que acabamos de describir que NO debes hacer después de un accidente. Pero hay algo que sí debes hacer en cuanto te sea posible y es llamar a un abogado de accidentes, experto en lograr los reclamos que merecen las víctimas para que puedan recuperar su paz. No debes llevar este proceso tú solo, ya tuviste mucho estrés con el accidente, no le sumes más intentando llevar un proceso legal tan delicado por tu propia mano. Ponte en manos de un experto que busque la justicia para ti.

shield bullet   Te invitamos a leer: Cuanto tiempo dura una demanda de accidente de carro

Abogados de Accidentes Ahora - Bufete LegalAbogados de Accidentes Ahora contamos con oficinas en los condados de San Bernardino, Los Angeles, y Orange.

Para servirte mejor, también tenemos puntos de reunión en todo el estado de California. Si tú no puedes venir hacia nosotros, nosotros vamos a donde te encuentres; tu hogar, lugar de trabajo, u hospital. Hemos beneficiado a más de diez mil familias latinas a llevar su caso de accidente de carro, buscando siempre que el tiempo sea usado de manera sabia, para obtener más rápido su compensación. Si sufriste un accidente y quieres saber cuanto tiempo podría tardar en resolver tu caso, llámanos ahora mismo al 800-417-8034 para una evaluación 100% gratuita.