Informar Un Defecto Automóvil

Cómo informar de un defecto o mal funcionamiento automotriz

Cuando un automóvil tiene algún defecto, la seguridad del ocupante puede verse afectada

Existen defectos que pueden provocar un mal funcionamiento del vehículo, lo que significa que la persona que vaya manejando el vehículo se vea involucrada en un accidente.

En ocasiones, el cinturón de seguridad o la bolsa de aire pueden presentar fallas y ser un peligro para los ocupantes del vehículo, provocando heridas y lesiones graves al sufrir un accidente. Por esta razón es necesario informar sobre cualquier defecto automotriz lo más pronto posible.

Tu voz importa

El registro de quejas de los consumidores provoca que cada año millones de automóviles y piezas correspondientes sean retirados del mercado. Según cifras presentadas por NHTSA, durante 2013 en Estados Unidos se retiraron 22 millones de vehículos, superando al año anterior en el que se registraron aproximadamente 16.4 millones de retiros que incluían camiones, motocicletas y autobuses. Esto afectó a los 18 principales fabricantes de vehículos a nivel mundial, según información de la NHTSA.

Informar un defecto automotriz

La Oficina de Investigación de Defectos (ODI) es la entidad que se encarga de investigar los defectos de vehículos; pertenece a una rama de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA). Ellos tienen la autoridad para hacer una investigación sobre defectos automotrices, buscar una falla en particular dentro de un grupo de vehículos de la misma marca y retirarlos si es necesario.

Existen tres formas de reportar un defecto automotriz a la NHTSA. La primera es a través de la línea telefónica directa de seguridad de vehículos de la NHTSA, esta línea también cuenta con atención para personas de habla hispana y un número al servicio de personas con discapacidades auditivas.

La segunda forma de llevar a cabo el reporte es a través del sitio web. Seleccionando la opción “Presentar una queja” en la sección “Defectos y retiros del mercado”, ubicada en la página de inicio. La tercera forma es enviar la queja por escrito a la Oficina de Investigación de Defectos, ubicada en Washington.

Información contenida en su queja

Una vez dentro del sitio web, llenar el formulario de queja es simple, únicamente se requiere que complete la siguiente información:

  •         El año de modelo de su vehículo.
  •         Marca de su vehículo.
  •         Modelo de su vehículo.
  •       La parte del vehículo que tenga el defecto, como su motor, cinturón de   seguridad, neumáticos, etc.
  •       Es necesario el número de identificación o VIN de su vehículo. El cual es una combinación de números y letras de 17 dígitos. Se puede encontrar en el automóvil o en su formulario de registro.

También se requerirá que escriba en el formulario la circunstancia en la cual ocurrió el fallo del vehículo, al igual que la frecuencia con que ocurre dicha falla y sus consecuencias. Se le pedirá también que diga si usted realizó una reparación o reemplazó la pieza para solucionar el problema. Se le pedirá que diga si usted o algún familiar resultó herido o muerto por culpa del vehículo defectuoso. Esta es una parte importante a indicar en su queja.


Tenga presente que al llenar el formulario en línea, tendrá que proporcionar información de contacto e identificación. La NHTSA no puede compartir su información personal. Una vez que se haga pública su queja, la información personal se eliminará.


Bajo ciertas circunstancias, es probable que un investigador de la NHTSA se ponga en contacto con usted solo en caso de requerir información adicional.

¿Cómo se usará tu informe?

Una vez dada la información, ésta será almacenada en una base de datos de la NHTSA, donde se clasificará de acuerdo con su modelo, marca, fabricante, año de modelo, ensamblaje y su defecto. Cuando el informe sea publicado en el sitio web de la NHTSA, la información personal será eliminada. Gracias a su informe, no solamente ayuda a la NHSTA y a los fabricantes de vehículos sobre su falla, lo cual hará que se planteen si es necesario retirar el automóvil, también ayuda a los conductores a tener información sobre los posibles problemas que puedan presentar sus vehículos y su situación de seguridad. Es posible que reciba una llamada por parte de la Oficina de Investigación de Defectos (ODI) para verificar la veracidad en la información proporcionada.

En caso de que haya un retiro, la NHTSA comenzará un proceso que puede demorar meses o años en completarse. Este proceso consta de cuatro etapas. 

  1. Evaluación: Se realiza una revisión de las quejas de las personas, así como información relacionada con los supuestos defectos, para poder decidir si es necesario hacer una investigación. 
  2. Análisis de la petición: Se analiza la petición que requiera una investigación en busca de algún defecto relacionado con la seguridad. 
  3. Investigación: Se realiza una investigación en busca de los supuestos fallos de seguridad, lo cual también incluye un análisis de ingeniería. 
  4. Gestión del retiro del Mercado: Se lleva a cabo una investigación sobre la efectividad del retiro del mercado.

Protegiendo tus derechos

Si usted ha resultado herido por culpa de un vehículo defectuoso, es importante que presente una queja a la NHTSA, no es necesario esperar a que se resuelva la queja para tomar otras medidas. Si tiene la oportunidad, contacte con abogados que tengan experiencia en responsabilidad civil y que puedan hacer una investigación independiente, además de contar con ayuda de expertos en defectos de automóviles. No todos los abogados tienen los recursos necesarios para costear una investigación, la cual puede resultar costosa.

Además de realizar pruebas de choque e investigaciones sobre los defectos del automóvil, cuidamos la integridad de su economía. En caso de que usted no gane, no nos tendrá que pagar ninguna tarifa.

Nosotros somos Abogados de Accidentes Ahora, nuestros abogados tienen una gran reputación, ya que han logrado salir victoriosos ante grandes fabricantes de vehículos, en nombre de las víctimas y sus familias. Puede contactar con nosotros si requiere un análisis de su caso, sin costo. Además, contamos con un contrato de confidencialidad que protege su información personal.

Si tuviste un accidente, llámanos Ahora mismo al  o al 800-417-8034. La consulta es completamente gratis y en ella podrás aclarar todas tus dudas. Somos latinos como tú, estamos aquí para ganar tu caso y nada ni nadie, podrá detenernos. Mientras tú te concentras en sanar tus heridas y recuperar tu paz, nosotros nos encargamos del resto, como por ejemplo; luchar contra la compañía de seguros, presentar a los responsables ante la ley y, por supuesto, ganar para ti, la compensación económica más alta. Recuerda; ¡Si no ganas, no pagas!