quemaduras

Quemaduras e Incendios

Por increíble que parezca, las quemaduras, son un tipo de lesiones que suelen ocurrir muy frecuentemente en los Estados Unidos

Cada año se reportan una gran cifra de estas lesiones. Las quemaduras junto a los incendios, son el tercer factor causante de lesiones y daños de alto índole, así lo comunican los  Centros para el Control y Prevención de Enfermedades.  Por ahí del 2011, se sacó un número de los afectados por este tipo de lesiones, y resultó que cerca de 2.700 personas murieron por esta causa y más de 13.000 quedaron lastimados de gravedad.

El elemento que más se relaciona a estos sucesos es el “humo”, siempre que se habla de un incendio, el humo es tan partícipe de este evento como el fuego. Por lo general, suelen ocurrir en las casas y muy particularmente en las cocinas en la temporada de invierno. En los Estados Unidos, todas las casas de todos los vecindarios y grandes ciudades, cuentan con alarmas de incendios para estar alerta y prevenir que se generen.

Diferentes tipos de quemaduras

Estos son los distintos tipos de quemaduras que existen:

  1. Primer Grado: Las lesiones de primer grado son las más leves pero no les quita que dejen de ser dolorosas. Generalmente las quemaduras de primer grado ocurren por culpa del sol. Las consecuencias de este tipo de lesión son inflamación y enrojecimiento en la piel. Si buscas una compensación por esta problemática, difícilmente obtendrás una indemnización alta.
  2. Segundo Grado: A comparación de la anterior, esta quemadura es de mayor gravedad, además de afectar más profundamente en la piel. Lo destacado de las quemaduras de segundo grado es que dejan una marca de por vida, las cicatrices.
  3. Tercer Grado: Cuando se refieren a quemaduras de tercer grado, estamos hablando de lesiones que pueden producir nuestra propia muerte. Estas son las que pueden dañar desde lo más profundo de la piel, hasta quemarnos por completo.
  4.  Cuarto Grado: Llegamos a la lesión más peligrosa de todas, esta junto con la anterior, ponen en riesgo la vida de los afectados. Además, si se sobrevive a ellas, dejan daños que pueden ser de por vida.

Por lo analizado y visto, las quemaduras más peligrosas son las de tercer y cuarto grado, sus daños son tan severos que nos pueden costar la vida.

Ahora hablemos de las distintas formas en las que pueden suceder estos casos, te mostramos algunos:

  1. Las quemaduras menores son generadas por la luz, puede ser por una cama de bronceado o hasta por el mismo sol, entre otras más.
  2. Las quemaduras que se originan por alguna sustancia química que puede ser nociva y peligrosa para el ser humano.
  3. Las quemaduras  que se producen por radiación.
  4. Las quemaduras que se producen por fuego o algún líquido que se encuentra a una alta temperatura. A este tipo de quemaduras se le denomina “térmica”, y suelen ser las más comunes. 

Reclamos por lesiones por quemaduras

Para enfrentar un caso de quemaduras, necesitas la ayuda y el respaldo de un experto para que te represente en todo el proceso. En Abogados de Accidentes ahora contamos con los mejores profesionistas de la región, nos encargamos de resolver tu caso, analizamos a profundidad cada detalle del suceso, localizamos las pruebas y testigos para que den su testimonio para la solución de tu caso. Tenemos años que nos respaldan, quédate tranquilo con nuestro servicio.

Los gastos generados por el accidente pueden ser elevadísimos, debes tener en cuenta que el causante de dicho evento debe cubrir todos estos gastos, los cuales son:

  1.  Atención y cuidado médico (que generalmente suele ser extenso).
  2. Cuidado desde el caso (ya que en ocasiones el afectado, necesita de ayuda profesional desde casa como lo puede ser una enfermera o especialista en rehabilitación)
  3. Cirugías costosas
  4. Salarios perdidos por culpa del accidente, se pueden añadir los posteriores al accidente.

A la hora de enfrentar al culpable, él también tiene el derecho de tener una parte defensora que lo represente. Hacer que el causante pague por todos los daños es una pelea que cuesta trabajo ganar, el problema no es ganar, sino que la contraparte dé la compensación adecuada por los daños que causó. Todo este proceso es completamente laborioso, tedioso, tardado, y la respuesta es muy lenta.

En esta sección del blog te damos algunos ejemplos de casos que están relacionados con quemaduras:

    • Hace algunos años, una madre demandó a los dueños de un edificio, porque su hijo murió en un incendio en ese edificio. Ella declaró que dicha propiedad no estaba equipada con extintores para poder frenar el incendio, además agregó que en la misma propiedad no se encontraban rutas de evacuación para poder salir del lugar.
    • Un caso particular es el de un cliente que demandó a un hotel. El lugar tuvo que pagar las lesiones porque se quemó “con el agua que se estaba bañando”; el cliente declaró que el sistema de agua calentaba de manera exagerada. 
    • En un dormitorio de una Universidad en los Estados Unidos, un estudiante se quemó por culpa de un cohete puesto por su compañero de habitación. Aquí la universidad tuvo que hacerse responsable de los daños y cubrir todos los gastos.
    • En un rodaje de una película, una actriz resultó gravemente herida y las quemaduras que recibió se consideraron de tercer grado. Se quemó a la hora de realizar una acrobacia donde arrojaba fuego, por obvias razones la compañía productora de la película tuvo que cubrir todos los gastos sufridos.
    • Un niño sufrió quemaduras de alto índole por una máquina de paintball que tenía defectos de fábrica; le explotó en las manos. La compañía desarrolladora de estas máquinas, se hizo cargo de todos los gastos, además de una compensación económica al afectado de por vida.
    • Hace poco, una mujer resultó gravemente herida, porque se quemó a la hora de aplicarse un producto químico en su cabello. El negocio donde se hizo el servicio se hizo responsable. 

Como ves todos estos casos son sucesos muy delicados que necesitan toda la ayuda de un profesional, por ello en Abogados de Accidentes Ahora, te ofrecemos nuestros servicios. 


¿Necesitas ayuda legal?

Nosotros somos Abogados de Accidentes Ahora y hemos beneficiado a más de diez mil familias latinas. Hablamos el mismo idioma que tú, hablamos español. Si tuviste un accidente, llámanos Ahora mismo al  o al 800-417-8034. La primera consulta es completamente gratis y en ella podrás aclarar todas tus dudas. Somos latinos como tú, estamos aquí para ganar tu caso y nada ni nadie, podrá detenernos. Mientras tú te concentras en sanar tus heridas y recuperar tu paz, nosotros nos encargamos del resto, como por ejemplo; luchar contra la compañía de seguros, presentar a los responsables ante la ley y, por supuesto, ganar para ti, la compensación económica más alta. Recuerda; ¡Si no ganas, no pagas!