aseguradoras-y-sus-servicios

Las maniobras de las aseguradoras y cómo evitar caer en ellas

Las aseguradoras utilizan muchas maniobras para pagar lo menos posible, aquí te decimos cómo evitarlas 

En California, buena parte de la población paga mes con mes algún seguro de vida o de auto; normalmente, las personas contratan estos servicios pensando que serán un apoyo si sufren un incidente y que les ayudarán a no perder dinero, pero es importante que tomes algo en cuenta: por más lealtad que te jure la aseguradora y por más que hayas contratado la cobertura más amplia, las compañías de seguros suelen tener sus intereses económicos por encima de todo, por lo que siempre van a intentar desembolsar la menor cantidad posible. 

El haz bajo la manga que usan las aseguradoras para darles la compensación mínima a sus clientes son los ajustadores. Ellos intentarán por todos los medios posibles pagar la menor cantidad. Ya sea que sufras un accidente involucrando automóviles, bicicletas o peatones, el ajustador del responsable del incidente siempre intentará que aceptes una cantidad baja como compensación; a continuación te daremos algunos consejos para que no caigas en la trampa y sepas cómo actuar ante las aseguradoras.

¿Le hablo a mi aseguradora o a un abogado especializado? 

Si cuentas con un seguro de auto y te ves involucrado(a) en un accidente, lo primero que debes hacer es llamar a tu aseguradora. Ellos deberán acudir al lugar de los hechos y deberán brindarte su apoyo. Pero te recomendamos algo, antes de que lleguen las personas de la aseguradora, observa e intenta tomar fotos y videos de elementos relevantes en el accidente, como: la ubicación del evento, cómo se encuentran los carros, los daños sobresalientes, los involucrados, etc. Esto será de gran utilidad para tu abogado de accidentes si decides iniciar un proceso. 

Cuando llegue el ajustador de seguros, te hará algunas preguntas; contéstalas cuidadosamente y de forma precisa, o de lo contrario tu reclamo podría ser omitido. Ahora bien, si en el accidente saliste gravemente herido, lo mejor es no hablar con tu compañía aseguradora hasta que tengas a un abogado especializado a tu lado, así él se hará cargo de todo el proceso y resolverá todos los problemas que surjan, mientras tú te recuperas. 

Debes estar atento a las siguientes maniobras de las aseguradoras

1. Grabación de las conversaciones 

Es muy común que lo primero que hagan los representantes de aseguradoras sea preguntarte si das permiso para que te graben. Lo harán de forma muy amable y tú podrías pensar que no tiene nada de malo, pero te aconsejamos que no des tu permiso, ya que si lo haces, podrían usar la grabación contra ti en cualquier momento. Tú tienes todo el derecho de no permitir que te graben, además, puedes contestar solo las preguntas que consideres conveniente. Si no quieres tener la preocupación de qué sí decir y qué no, acude a un abogado especializado en el tema para que maneje la situación. 

2. Negociaciones

Una vez que te hayas recuperado si tuviste lesiones, llegará el momento de las negociaciones. La aseguradora del causante del accidente intentará negociar para darte la menor compensación posible, a veces incluso recurren a asustarte para que pienses “mejor acepto esto y no me arriesgo a no recibir nada”. En esta situación, lo mejor es que juntes pruebas como: testimonios de quienes presenciaron el suceso, fotografías y videos. Si cuentas con todas estas evidencias, estarás muy bien respaldado; y si además contratas a un abogado especializado, tendrás todas las de ganar y te aseguramos que recibirás una compensación adecuada. 

3.La técnica “negar, retrasar, defender”

Son muchos los ajustadores de seguros que utilizan la técnica que se trata de “negar, retrasar y defender” con el fin de cuidar sus intereses. Esta técnica consiste en negar las quejas que se hagan, retrasar lo más posible los pagos que se darán a los individuos que se están quejando y defenderse en la corte únicamente cuando sea necesario. El objetivo de esta técnica es cuidar los intereses de la compañía de seguros y fastidiar a la contraparte para que se rinda y acepte la indemnización más pequeña.

Ahora que sabes cuáles son las principales maniobras de las aseguradoras, recuerda que tú tienes el derecho y el poder. No acpetes ninguna oferta que te haga la compañía aseguradora, si consideras que la indemnización propuesta es insuficiente. Nunca bajes la guardia ante los ajustadores y no te dejes aturdir por sus artimañas; finalmente, recuerda que, antes de aceptar una oferta, lo más recomendable es consultarlo con un abogado especializado, quien te guiará para resolver los problemas que se presenten.

Nuestros abogados especializados pueden ayudarte

Si te encuentras en un desacuerdo con la aseguradora de tu contraparte, no te quedes con los brazos cruzados. Anímate a llamar a nuestro bufete y permítenos ayudarte. Si nunca has acudido a un abogado, quizá no sepas por dónde empezar, así que aquí te dejamos una lista de preguntas que debe hacerle a tu abogado: 

  • ¿El reclamo que haré es válido?
  • ¿Tengo posibilidad de ganar mi caso?
  • ¿Qué elementos puedo añadir a mi reclamo?
  • ¿El proceso puede tardar y aproximadamente cuánto tiempo?
  • ¿Se puede llegar hasta la corte?
  • ¿Necesitaré algún tiempo de evidencia que sea de ayuda?
  • ¿Qué lapso de tiempo tengo para presentar mi queja?

Si decides enfrentarte a una aseguradora, no dudes en contactar a uno de nuestros abogados, quien siempre estará dispuesto a solucionar las problemáticas que se presenten y buscará una indemnización que cubra todos los gastos médicos, salarios perdidos, rehabilitaciones, cuidados, etc. En nuestro bufete de abogados sabemos que estás pasando por un mal momento y lo único que queremos es ayudarte; nuestros clientes son y serán siempre lo más importante, así que si tuviste un contratiempo, búscanos y comprueba por ti mismo(a) nuestro excelente servicio.